¡Sat Nam! Kundalini Yoga, tal como lo enseña Yogui Bhajan

Ishnaan, la Ciencia de la Hidroterapia

(art01@kundaliniyoga.org - art03)
 
Página Principal
Mapa de todas las secciones
Información introductoria
Información sobre los Chakras
Participa en nuestro foro internacional
Curso Gratuito
Artículos variados
Libros Recomendados
Enlaces

English site/Página inglesa
[english site]


Artículos de Astrología



Ishnaan, la Ciencia de la Hidroterapia

Me gustaría compartir la tecnología y ciencia de un tipo de masaje con vosotros. Lo llamamos masaje hidroterapéutico. Aquí donde me tenéis mi primera cualificación y especialidad es la de la hidroterapia. Puede que no lo sepan, pero no hay ninguna otra persona con esta cualificación en el mundo. Prosigo la tradición de aquellos que ahora son muy desconocidos, pero que una vez fueron adorados. Trabajaban los huesos, ajustaban el cuerpo y hacían masajes para recrear órganos sanos.

Desde tiempos antiguos, la gente ha rogado para recibir la dicha del Ishnaan. ¿Qué es Ishnaan? Ishnaan es la suma total de hidroterapia. La palabra es ishnaan. No decimos que tomaremos una ducha, nunca decimos "ducha". Ishnaan es cuando el cuerpo por su propia virtud crea la temperatura para vencer la frialdad del agua. Ishnaan no consiste simplemente en mojarse el cuerpo. Es algo realizado con respeto, un acto de gracia.

El poder del agua es el 60% del poder del humano. En la hidroterapia creemos que el 60% de agua del cuerpo puede ser totalmente intercambiado en sesenta minutos con agua de fuera. Hacemos masajes con agua helada y no solamente hacemos que se abran las capilares, sino que cuando vuelven a cerrar, es decir, vuelven a su estado normal, esa sangre regresa a los órganos. El corazón, riñones, pulmones, hígado - cada órgano tiene su propio abastecimiento de sangre. De esta forma le damos una limpieza a los órganos. Cuando le damos una limpieza a los órganos, inmediatamente las glándulas deben cambiar su secreción. Es ley. Y cuando las glándulas cambian, los guardianes de la salud y de la vida cambian, y vuelve la juventud.¿Qué es juventud? Glándulas jóvenes. A las glándulas jóvenes se le llama juventud. Si tu sistema glandular segrega de forma correcta la química de la sangre es un química joven, y podemos lograr esto de nuestras glándulas. Toda esta neurosis neurótica y trapicheos se acabarán...

Esta ciencia de la hidroterapia es muy precisa y sofisticada, y muy simple. Si tomas una ducha fría y dejas el agua caer justo debajo del labio inferior durante 10 ó 15 minutos, estarás radiante y tu mente será muy nítida. Si usas el agua entre las cejas y el labio superior, tendrás mucha energía. Y si usas el agua en la frente, tendrás tanto sueño que no hay nada que se le pueda igualar. Si masajeas el brazo superior bajo un chorro de agua muy fría desde el codo hasta justo debajo del hombro estarás curando tu estómago totalmente. De tu codo hasta unos 5 cm. por encima de la muñeca corresponde a tus intestinos y el colon. Cinco cm. por encima de la muñeca hasta el principio de la muñeca corresponden al corazón. La muñeca misma corresponde a tu hígado y la punta de tus dedos al cerebro.

Entonces si pones el agua por delante en tu cuello y dejas que el agua corra por tu brazo entero y las manos, cambiarás totalmente todas tus células. Y si permites que el agua impacte en tu pecho y baje hasta los genitales y permaneces así durante un rato, cambiarás totalmente tu química sanguínea de insalubre a saludable. Si permites que el agua toque tus pies y masajeas tu pie derecho con el izquierdo, y el pie izquierdo con el derecho, de hecho estás masajeando el cuerpo entero. Posiciónate ante una ducha fría y masajea tu mismo los pies y canillas. Usa tus pies para masajear, no tus manos. Después aléjate del agua, y usando ambas manos, masajea tu cuerpo entero y permite que el cuerpo entre en calor. Después vuelve a tomar una ducha fría y masajea tu cuerpo de nuevo. Haz esto durante 10 ó 15 minutos. Deberías tener un amigo a mano que te saque. Estarás en un espacio totalmente distinto.

Tu cuerpo se reconstruirá totalmente Cada órgano será reconstruido. ¿Cómo? Cuando tomas una ducha fría, tu sangre se apresura a afrontar el desafío. Esto significa que las capilares se abren y todos los depósitos acumulados deben liberarse. Todo es limpiado; es un proceso muy purificador. Durante la hidroterapia, el cuerpo es desafiado por el agua fría y por el masaje que le hacemos, y el cuerpo puede afrontar este desafío y no sentirse frío.

¿Entienden esto? Cuando entras en contacto con el agua fría, tu cuerpo sentirá frío, ¿no? Pero cuando la sangre y los capilares están totalmente abiertos al máximo, el cuerpo no sentirá frío. Repito, el cuerpo NO sentirá frío. Y si llevas tu cuerpo a esa temperatura donde puede afrontar el frío a través de su propio poder circulatorio, entonces todo lo que te queda por hacer es secarte con una toalla y ponerte ropa que abrigue, y ponerte una manta alrededor. O si el clima es cálido como aquí, usa una toalla grande.

Las toallas de baño son como sábanas. Enróllate en una. Entonces tu cuerpo se calentará muchísimo. Toda la sangre que está en las capilares y circulando regresará a los órganos: los riñones, el hígado, el bazo, los pulmones - porque cada parte del cuerpo vive de su propio abastecimiento de sangre el cual es regulado por el bombeo del corazón. Así los órganos recibirán un rico abastecimiento de sangre como un cultivo recibiendo una preciosa lluvia, haciendo que el cultivo crezca. De exactamente la misma manera, así es como equilibras tu salud.

No sabían como construir una ducha cuando primero empezaron con la hidroterapia. Tenemos mucha suerte de tener duchas modernas. En los tiempos antiguos no había nada. Tenían que llenar un cubo que estaba a 10 ó 12 metros del suelo. Era gigantesco y los hombres tenían que llenarla con agua. Hacía falta muchas personas para crear la suficiente presión de agua para la hidroterapia. Cuando llegó la era moderna usaban un sistema de bombeo para crear ese efecto. ¿Alguna vez haz tomado una ducha en una ducha de bombeo? Es divertido. Usan una bomba que tiene un propulsor, conectado a un cabezal de ducha. Es tan potente, tan milagroso; es una maravilla. Solíamos tener una manilla y un tubo y el tubo era flexible. Para alguien que se tumbase debajo, tenía un efecto tremendamente calmante.

Ahora tenemos duchas en cada casa, pero el arte de la hidroterapia se ha perdido. Ahora una pequeña pastilla puede ayudarte, y puedes volver a lo tuyo. Eso no es ningún problema, pero la diferencia entre la gente de hoy en día y la gente por aquel entonces es que hoy en día la gente quiere estar saludable, pero no tienen miedo de estar enfermos. En aquellos tiempos, la gente tenía miedo a enfermar; nunca querían estar con mala salud. Así es como han cambiado los tiempos para nosotros; es lo que somos. La medicina alopática es muy efectiva. El producto químico entra, justo al sitio adecuado y se hace cargo de ti. Pero la parte desafortunada es que tiene efectos secundarios.

Las células del cuerpo se recuperan en 72 horas. Algunas veces se retrasan. La recuperación se hace más lenta a medida que nos hacemos viejos; es el periodo de tiempo. Pero en hidroterapia creemos que la juventud es eterna, y no es permanente porque sea el obsequio de Dios. La juventud es permanente porque sabemos cómo mantenerla. Es un desafío, pero la gente que ha hecho hidroterapia han visto que permanecen jóvenes por su propia virtud. He visto mi maestro, Sant Hazara Singh, permanecer siempre joven, con condición de que lo hiciera.

Haciendo cualquier ejercicio durante horas, no puedes estimular tu psique celular hasta el mismo punto que puedes con el agua fría. Y el proceso es muy sencillo. Usa tus manos, deja el agua fría caer, y frótalas hasta que se calienten bajo el agua fría. Haz esto con cada parte del cuerpo; permite que el proceso tenga lugar, que se produzca, y estimúlate a ti mismo. Esta estimulación puede parecerte una actitud fanática y dolorosa, pero consiste en todo lo que hemos expuesto. Algunas personas hacen masajes musculares profundos, alguna gente va a balnearios, otros hacen esto o lo otro. Hay un millón de métodos pero ninguno se acerca a éste. No hay nada como ponerse debajo del agua helada y hacer que tu cuerpo se caliente. La palabra es "caliente". Normalmente, en esta terapia, decimos "calentarte" - calentar tu cuello, calentar tus hombros, calentar tus codos. ¿Puedes creerte un hombre haciendo esto durante dos horas bajo una ducha? Pero es así como lo hacían. Y en todas partes donde el agua fría toque, la sangre acudirá. Donde quiera que masajeamos, habrá reconstrucción y la psique de cada célula del cuerpo será reconstruido.

Algunas veces en tu vida, no valoras la vida. Y entonces no puedes valorarla, porque eres viejo. Así que no juegues juegos contigo mismo; la muerte vendrá, no te preocupes. La riqueza acudirá, no te preocupes. La pobreza acudirá, no te preocupes. Habrá enfermedad, no te preocupes. No te preocupes por nada. Pero, si tienes una mente, cuerpo y alma construidos con solidez, todo acudirá. Habrá todo tipo de adversidades, pero no te disturbarán, porque nadie quiere empezar un pelea con un hombre fuerte. Por ello, en hidroterapia decimos "escúdate". En hidroterapia piensan que el agua es un escudo paterno, panee pita, y que cualquiera que sea capaz de producir este escudo que conquista el frío del agua puede conquistar la muerte. En esto se basa la hidroterapia. Es una cosa muy sencilla. Si yo, con mi cuerpo, puede conquistar la frialdad del agua, puedo superar la frialdad en mi vida.


Disertación dada por Yogui Bhajan.
Traducción realizada por Henno van Arkel

 


 
Página Anterior Volver al principio de la Página Siguiente Página

Copyright © 2001-2002 KundaliniYoga.org
Contactar: webmaster@kundaliniyoga.org

Diseño original y construcción página inglesa: Gordon Lamb
Web-sites-that-work!

Construcción página en castellano: Henno van Arkel