¡Sat Nam! Kundalini Yoga, tal como lo enseña Yogui Bhajan

EL SER LIBERADO

(art06@kundaliniyoga.org - art06)
 
Página Principal
Mapa de todas las secciones
Información introductoria
Información sobre los Chakras
Participa en nuestro foro internacional
Curso Gratuito
Artículos variados
Libros Recomendados
Enlaces

English site/Página inglesa
[english site]


Artículos de Astrología

 

 

EL SER LIBERADO


¿Qué es un ser liberado? ¿Por qué sufrimos a manos del tiempo?

Cada persona tiene dos lados. Uno es su lado despreocupado. El otro su lado descuidado. Cuando uno vive en su lado despreocupado, es guiado por su facultad divina. Cuando vive en su lado descuidado, es guiado por su fuerza animal. No me refiero al descuido de romper un vaso o extraviar algo accidentalmente. Somos materialmente descuidados cuando somos incapaces de cumplir nuestras responsabilidades. El verdadero gran descuido es perder nuestra personalidad divina, ese "algo" tan preciado, de valor incalculable, por nuestras pasiones.

Las emociones y la pasión son los dos compradores de nuestra personalidad espiritual. Si analizas este pensamiento comprenderás que es un precio muy caro el que debes pagar. ¿A cambio de qué estas perdiendo tu Ser Espiritual?

Este mundo es una fase transitoria de la vida. No es permanente, aunque nos identifiquemos con él como si le perteneciésemos y nos perteneciera.

Detrás de toda acción humana existe subconscientemente deseo de reconocimiento. Si examinas ese deseo de reconocimiento y lo que haces para conseguirlo, encontrarás que buscas reconocimiento sin madurez. Quieres ser reconocido como un ser maduro sin haber desarrollado la actitud madura de un ser despreocupado.

El único ser verdaderamente despreocupado es el que vive libre de negatividad. Éste es un ser liberado. Por ley cósmica, jamás le faltará nada. Un ser despreocupado no conoce la miseria. Será humilde, pero jamás es miserable. Siempre es sabio. Navega impune a través del tiempo. No está sujeto a los efectos del tiempo. La tranquilidad y la paz de su personalidad y de su comportamiento indican que es un ser liberado. Simplemente, es el ser más feliz de la tierra.

Esto no significa que debas vivir sin bienes materiales. La materia es un medio. No puede ser creada ni destruida. Las emociones y el apego al deseo son también medios, su satisfacción es temporal, no dura para siempre. Si comprendes cómo comienza la adicción al licor, comprenderás la Teoría del Apego. Funciona así: una persona que jamás bebe se encuentra angustiada, no sabe qué hacer. Va a casa de un amigo buscando consuelo, ya que el hombre es animal social y se siente aliviado cuando alguien comparte su dolor. El amigo lo convence de que tome un whisky para relajarse. El alcohol entra en el cuerpo y ejerce su efecto: calma los nervios y recarga los centros energéticos, la persona se relaja y su carácter se hace más flexible. Este alivio es pasajero, pero la memoria del primer trago perdura en su mente. Jamás encontrará otra vez el efecto del primer trago, pero el deseo de ese sabor, de recuperar esa experiencia, lo convierte en bebedor habitual y en alcohólico. Los alcohólicos piensan que la mejor manera de escapar de los problemas de la vida es continuar bebiendo hasta que beber alcohol se vuelve necesidad física.

De la misma manera, cuando te apegas a una manera de vivir, entras en un camino por donde continuarás y continuarás. Jamás regresarás al punto de partida. Cuando olvidamos la razón inicial de una forma de ser y nos apegamos a ella, nos convertimos en sus esclavos.

En el concepto de la vida, considero que podemos ser esclavos de la rutina, del hábito, en un ochenta y cinco por ciento. Es necesario tener ciertos hábitos, pues sin ellos no podríamos vivir, pero se puede alcanzar la liberación cambiando el carácter de estos hábitos requeridos para la existencia.

Existen dos tipos de hábitos: constructivos y destructivos. Los hábitos destructivos te traerán sufrimiento físico, mental y espiritual. Los hábitos constructivos te darán felicidad física, mental y espiritual. Si logras tener solamente hábitos constructivos, alcanzarás la liberación. Pero si tienes hábitos destructivos, terminarás siendo un desastre físico, te sentirás mentalmente alterado y espiritualmente difunto.

Los hábitos son parte esencial de la personalidad y la mente. Cuando actúas a causa de un hábito destructivo, estás actuando dentro de tu personalidad negativa. Es un hecho que cuando tienes un hábito negativo, automáticamente atraes a sus cuatro hermanos, ya que les encanta mantenerse unidos. Los cinco hábitos negativos de la personalidad son: la avaricia, la ira, la lujuria, el apego y el ego negativo. Cuando un hermano entra en casa, invita a los otros cuatro. Cada hábito está apoyado por dos tripies: el físico, mental y espiritual; y el otro, el pasado, el presente y el futuro.

Existen dos instintos en el hombre: mejorar su futuro o bloquear su futuro. Si eres consciente de esto y tienes deseo sincero de mejorar tu futuro, siempre crearás hábitos constructivos. Dicen las escrituras: "Oh hombre, si no piensas en Dios, al menos piensa en tu futuro". Cuando piensas en tu futuro y creas hábitos constructivos, te conviertes en un ser liberado.

Un ser liberado es siempre feliz. No le falta nada. No existe poder de este mundo que pueda insultarle. Vive con gracia en este mundo y cuando abandone su cuerpo será respetado por las generaciones futuras. Todos podemos alcanzar ese estado. Sólo se requiere una decisión: ¿voy a cuidar de mi futuro, voy a escoger ser liberado, o voy a bloquear mi futuro y vivir dentro de un mundo puramente material? Toda persona que bloquea su futuro tiene asegurado el sufrimiento. Toda persona que se aprovecha del 'ahora' a cambio del sufrimiento de los demás, bloquea su futuro.

Mantén una actitud positiva con hábitos constructivos durante cuarenta días, y podrás cambiar tu futuro. Este concepto psicológico del comportamiento humano es un patrón que puede cambiar tu destino.

Cuando tu Ser cosecha la semilla de las vibraciones divinas, por el poder de estas vibraciones, vives en la Verdad - la Realidad, la Fuerza Vital Primaria. Esta fuerza primaria ha sido llamada Dios por los cristianos, Paramatman por los hindúes y Alá por los musulmanes. Le han dado muchos nombres, pero la Conciencia de este Espíritu Universal tiene una identidad que todos reconocen, la Verdad. Por ello le llamamos Sat y lo recordamos como Sat Nam. Sat, en sánscrito, significa "verdad" y Nam significa "nombre, identidad". Esa Conciencia Universal, ese Espíritu Universal, esa fuerza creativa interior, tiene una identidad universal, Sat Nam.

Quienes desean liberarse y unirse al Infinito, necesitan purificarse físicamente y dirigir su mente hacia la Verdad, Sat Nam, el Ser de Seres.

Quien vive en las vibraciones del Santo Nombre - Sat Nam -- en las primeras horas de la mañana, antes del amanecer, cuando los canales vibratorios están abiertos y puros, alcanzará a comprender el concepto de la Liberación por la gracia de este Bij Mantra Sat Nam que despierta la diosa de la conciencia en nosotros. Entonces vivirá en este planeta como un Ser liberado.


Fuente: "Esta conferencia fue impartida por Yogui Bhajan en 1969 frente al edificio del YMCA en Alhambra, California un jueves por la noche cuando iba a dar una clase de Kundalini Yoga. Encontramos a los alumnos sentados en los escalones porque el edificio había sido pintado. Yogui Bhajan agradeció que lo hubieran esperado y les dijo que les daría algo especial esa noche. Esta charla, que yo grabé y transcribí, fue su regalo". Shakti Pawar (enero 2002)



 
Página Anterior Volver al principio de la Página Siguiente Página

Copyright © 2001-2002 KundaliniYoga.org
Contactar: webmaster@kundaliniyoga.org

Diseño original y construcción página inglesa: Gordon Lamb
Web-sites-that-work!

Construcción página en castellano: Henno van Arkel